CONSEJOS ÚTILES PARA EL PRIMER AÑO EMPRENDEDOR

CONSEJOS ÚTILES PARA EL PRIMER AÑO EMPRENDEDOR

 

¡Quién lo iba a decir!  Así, casi sin quererlo, LA IDEA INQUIETA cumple su primer año y pensando en todas las cosas que nos han pasado, nos gustaría daros algunos CONSEJOS ÚTILES PARA EL PRIMER AÑO EMPRENDEDOR, ese que se plantea como el más difícil.

Echando la vista atrás hemos ido recordando todo con lo que nos ha tocado lidiar en este primer año de emprendimiento y nos hemos encontrado con situaciones de lo más disparatadas, una cantidad innumerable de cabreos e incluso alguna que otra ocasión en la que hemos dicho esas terribles palabras de “lo mando todo a la porra”… pero al final, nos damos cuenta de que todo lo sufrido merece la pena y que hemos aprendido y obtenido mucho más de lo que nos esperábamos.

Asi que quí os dejamos algunos truquillos que esperamos sean de utilidad.

CONSEJOS ÚTILES PARA EL PRIMER AÑO EMPRENDEDOR

Adriana y Laura – La Idea Inquieta

 

DESARROLLA UN PLAN DE NEGOCIO CLARO

Puede que mucha gente ahora mismo esté pensando que este punto es obvio, pero sin embargo es algo en lo que se suele fallar y es que hay una gran verdad: “el papel todo lo aguanta”. El plan de negocio muestra qué vas a hacer para que tu empresa sea rentable y cómo tienes que hacerlo; pero claro, cuando llega la hora de la verdad, los pronósticos que tienes, todos aquellos posibles problemas que pueden surgir y que consideras tienes atados y bien atados, no sólo se hacen realidad, sino que traen consigo algunos nuevos.

Por eso, dedica tiempo a valorar todas las opciones, dedica tiempo a planificar y desarrollar tu plan de negocio y la viabilidad del mismo, tanto si empiezas con un presupuesto reducido como si cuentas con suficiente solvencia., no dejes nada al azar y trata siempre de anticiparte a lo que pueda venir. Prevenir es mejor que curar.

 

CREA SINERGIAS

Una de nuestras palabras favoritas es sinergia. La idea de que 1+1 sumen 3 nos apasiona y es algo que tratamos de aplicar en nuestra empresa. Cuando decides montar tu negocio, y no sólo durante el primer año como emprendedor, entras a formar parte de un mercado en el que hay una fuerte competencia y necesitas hacerte tu hueco.

Es por ello que te recomendamos que trates de ver en tus competidores como aliados; busca unirte a ellos para ser más fuerte y poder ofrecer servicios más completos. Recuerda que cada empresa está especializada en un campo. No trates de abarcarlos todos. Especialízate en lo que seas bueno y busca el apoyo de otros para completar aquello que te falte.

 

APRENDE A DECIR QUE NO A TRABAJOS Y CLIENTES

Seguramente estarás pensando que eso es una locura. ¿Cómo vas a decir que no a trabajos durante el primer año de emprendimiento si lo que quieres y necesitas es sacar adelante una empresa? Pues resulta que estamos ante uno de los principales errores cuando se monta un negocio: el decir que sí a todo.

El emprendedor desarrolla un sexto sentido y es capaz de ver cuando un posible trabajo, una colaboración, huelen a chamusquina. Si crees que algo no va a ser rentable, si crees que te dará más problemas que satisfacciones, si no estás al 100% seguro del proyecto que te piden desarrollar, nuestra recomendación es que no lo hagas. Y es que seguramente lo que parece que sea una pérdida de primeras, más adelante se convierta en un acierto total. Aunque estés empezando, no tengas miedo a decir que no.

 

AMPLIA TU ZONA DE CONFORT

Hace poco pudimos disfrutar de una increíble ponencia del aventurero Albert Bosch en la que decía “Dado que si salimos de nuestra zona de confort no seremos felices, lo que debemos hacer es trasladarla y ampliarla para ser felices en el cambio”. Y es que al final emprender es eso, es salir de aquello que conocemos y en donde nos sentimos cómodos y protegidos para lanzarnos a una aventura en la que buscamos nuestros sueños y luchar por ellos contra viento y marea, con el único pensamiento en la mente de que vamos a conseguir lo que deseamos.

Nos gustaría dejaros el estupendo vídeo de INKNOWATION “¿Te atreves a soñar?” en el que se habla de esta cuestión y sabemos de seguro os resultara muy positivo y estimulante.

 

CONFÍA EN TU KNOW HOW

Seguramente ya tienes experiencia en el mundo laboral, aunque recuerda que ésta no es necesaria para decidir emprender, ya que muchas personas lo hacen durante sus años de universidad sin esperar a tener un trabajo por cuenta ajena previo.

Sea cual sea la situación en la que te encuentres, recuerda que tienes unas capacidades y habilidades tanto propias como aprendidas, que debes aplicar a tu proyecto emprendedor. Aprovéchate de tu “saber hacer” tú “saber cómo” no sólo para que tu empresa se distinta del resto si no para que sea más competitiva.

CONTROLA LOS GASTOS E INGRESOS

Si bien es cierto que la gran mayoría de empresas y emprendedores contamos con un asesor que nos lleva las cuentas, es importante no esperar a tener el balance final de año para saber como va nuestro negocio. Dedica diaria o semanalmente un rato de tu tiempo a llevar un pequeño control de los gastos e ingresos que vas teniendo. Eso te ayudará a saber como está yendo tu proyecto empresarial y a tomar las medidas oportunas en caso de que las cosas no vayan como quieres. Recuerda que haciendo controles regulares sobre el trabajo que se está desarrollando podremos modificar nuestras estrategias con antelación suficiente.

 

NO TENGAS MIEDO A LA HORA DE PONER PRECIO A TU TRABAJO

Al hilo del punto anterior, cuando empredes, sobre todo al principio y más cuando quieres poder superar el primer año con tu negocio, suele resultar dificil poner precio al trabajo que se hace.

En caso de que hayamos trabajado por cuenta ajena, contamos con el referente del sueldo que teníamos o de lo que nos dijeron valían nuestras horas para la empresa, pero esto realmente no sirve de mucho cuando tienes que poner tu propio precio a lo que haces.

Nuestro consejo es que tengais claros vuestros gastos y sobre ellos planifiqueis una tarifa, bien por hora trabajada, o por los servicios que prestais. Puede que un precio bajo de trabajo, aunque nos permita tener más proyectos al principio, no llegue a cubrir los gastos que realmente tenemos. Investiga a tu competencia, mira lo que hacen y las horquillas de precios que barajan. Establece tu estrategia de precios y defiéndela. Más de una vez oirás “fulanito lo hace más barato” o “no creo que hacer eso lleve tanto tiempo”. No dejes que eso te afecte. Sólo tú sabes lo que vale lo que haces y lo que cuesta hacerlo.

 

Esperamos que estos consejos os ayuden a pasar mejor vuestro primer año como emprendedor o emprendedores. Recordad que cada negocio es único y está formado por personas únicas. Dotad al mismo de vuestra esencia, trabajad en él con ilusión y no desfallezcáis ante la adversidad.

¡Feliz aniversario de parte de La Idea Inquieta!

 

6 Comments
  • Luis

    mayo 4, 2016 at 4:52 pm

    ¡Enhorabuena chicas! Y muy buenos consejos 😉

    • Laura

      mayo 4, 2016 at 5:44 pm

      Muchas gracias Luis!! Cuando llevemos ya dos años, nos invitamos a una 😀

  • MANUEL FERNÁNDEZ CALDERÓN

    mayo 4, 2016 at 8:22 pm

    Me alegro!! Que os siga yendo mejor todavia!!!

    • Laura

      mayo 4, 2016 at 8:26 pm

      Esperamos pronto celebrar también el tuyo 😊

  • Eva

    mayo 4, 2016 at 8:34 pm

    Que buena lectura…. Y que necesaria para arrancar! Muy bueno chicas!

    • Laura

      mayo 4, 2016 at 9:09 pm

      Gracias Eva. Esperamos que estos truquitos te ayuden si algún día decides lanzarte a la piscina. 😉

error: Ops!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar